sábado, 25 de junio de 2011

Viajar con bebés ( de 0 a 2 años)

En el avión, el bebé viaja sin ocupar asiento y debe ir siempre acompañado de una persona mayor los bebés no pagan billete pero paga un seguro de vuelo, que se debe sacar con la tarjeta de embarque. Es imprescindible comunicar cuando reserves que viajas con un bebás. El seguro no da derecho a ocupar asiento con lo cual los bebés viajan en los brazos de los adultos. Si tenemos suerte y el asiento contiguo va libre, podremos poner al bebé en una silla homologada para viajar en avión( se debe negociar con la tripulación).

En los viajes de corto recorrido esta silla deberá proporcionarla el adulto que viaja con el bebe. En los viajes de largo recorrido puedes solicitar cunas y sillas portabebés, para ello deberás avisar con antelación a la compañía área.

Cuando se viaja con niños se embarca antes que el resto del pasaje y se puede acceder hasta la entrada del avión con el coche de paseo del niño donde una azafata te lo bajará a bodega y te lo entregará cuando desembarques.

Mientras se produce el despegue, el aterrizaje o cualquier otro cambio de altura, ofrecer alimento al bebé o el chupete, ya que la acción de tragar ayuda a mantener los oídos ecualizados.

Mejor llevar varias mudas de ropa, así como una buena cantidad de pañales de reserva y una mantita, en el avión suele estar el aire siempre muy alto.

Ya en el destino tendremos que acordarnos de llevar un buen kit para los días que vamos a pasar.

Podremos llevar al bebe en una mochila portátil, eso permitirá movernos con total libertad con nuestro pequeño bebé. Siempre dispondremos de las cosas mínimas para su aseo, toallitas, pañales, colonia...

Con la ropa lo mejor será llevar prendas cómodas, livianas, combinables y frescas. Que se puedan lavar fácilmente en el cuarto el hotel. Un par de mudas por día será suficiente.

En la comida hay que organizarse bien, calcular los días que se va a viajar y llevar la leche, zumos, cereales, potitos..., que sean suficiente para todos los días.

Gorro, protección solar y agua. De acuerdo a la edad del niño, incorporaremos unas gafas de sol o cambiaremos el agua por el biberón o el pecho materno.

No olvidemos llevar su juguete o peluche preferido. Le asegurará un grata compañía, le hará sentir como en casa, será motivo de distracción en los tiempos muertos de espera.

Ves haciendo una lista anterior al viaje y ves anotando todo lo que se te vaya ocurriendo, puede ser de gran ayuda a la hora de organizar la maleta.

1 comentario:

  1. veras cuando se ponga a chillar en el avion, jejejeje

    ResponderEliminar